La lenta metamorfosis del Ibex: De la fiebre inmobiliaria a la anemia digital

Los últimos años del Ibex no han sido brillantes y lastran su balance en lo que va de siglo. ¿Dos décadas perdidas? No en rentabilidad, porque los dividendos han seguido fluyendo, pero si queremos cogerle la estela a Estados Unidos, hay que espabilar.

Deja una respuesta