EL TEMOR A LOS REBROTES DESANIMA A LOS INVERSORES EN BOLSA

Ibex cerró el viernes con una caída del 1,26% que le ha llevado a perder la frontera de los 7.200 puntos en su nivel más bajo desde finales de mayo. Entre las inmobiliarias predominaron los retrocesos, especialmente entre las de mayor capitalización.

Deja una respuesta