La Comunidad comprará y rehabilitará 300 pisos de segunda mano a particulares para destinarlos a alquiler social.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso pretende facilitar la vivienda a personas que por criterios económicos quedan fuera de las actuales viviendas sociales pero que no pueden acceder al mercado libre.

Deja una respuesta