Alicante pierde casi 2.300 empresas en el primer año de la pandemia.

La provincia acapara más de la mitad de todo el tejido productivo que ha desaparecido en la Comunidad Valenciana durante 2020. Benidorm es la población más afectada al perder uno de cada diez negocios con trabajadores.

Deja una respuesta